MENSAJE DEL COMANDANTE

Capitán de Fragata CG
Fuad Samir Castillo Castañon
Comandante Escuadra Naval

Comienzo estas palabras dando gracias a Dios porque todo sucede por su voluntad, así mismo a nuestras autoridades, por otorgarme el honor de ocupar tan relevante puesto dentro del engranaje de nuestra prestigiosa Fuerza Naval, el cargo de Comandante de la Escuadra Naval es sin duda un reto grande y permanente que demanda entrega, compromiso y responsabilidad, actuando como un catalizador de humildad y sobriedad profesional, pero también presenta una óptima oportunidad de contribuir a desarrollar los planes de crecimiento, cimentación y sostenimiento de nuestra flota.

La historia moderna de nuestra Fuerza Naval, nos muestra que somos un pilar fundamental en el ejercicio de la soberanía y defensa de nuestros espacios marítimos, designándonos como garantes de los recursos vivos, recursos minerales y otros recursos no vivos del lecho del mar y su subsuelo que se encuentran en el fondo marino, hasta los espacios del litoral, donde se realizan múltiples actividades de explotación de los intereses marítimos del estado, como fuentes de riquezas y desarrollo.

El crecimiento de nuestra Fuerza Naval ha sido paulatino y constante enfocado siempre en el servicio a la población, en misiones logísticas, seguridad marítima, combate a las actividades licitas y la supervisión del cumplimiento de las leyes y regulaciones del Estado, en relación a la explotación de los recursos naturales de manera racional y sustentable. En este sentido la Escuadra Naval se fortalece en la operatividad para dar respuesta a los objetivos operacionales que contribuyan al cumplimiento de las misiones de apoyo a la población, protección del medio ambiente marítimo y lucha contra los actos ilícitos que se desarrollan en nuestro ambiente operacional.

Para concluir quiero recordares que, como Estado bioceánico, debemos procurar el desarrollo permanente de nuestra conciencia marítima, alcanzar un mejor entendimiento de la riqueza que presenta el mar, y las oportunidades que ofrece a los valientes que se aventuran en sus aguas para su explotación racional y sostenible, teniendo en mente las futuras generaciones. Oficiales, Sub Oficiales, Marinos y personal Auxiliar de la Escuadra Naval, que Dios ilumine nuestras vidas y nos de la fortaleza, entereza y capacidades necesarias para engrandecer nuestra prestigiosa Fuerza Naval, salud y bendiciones a todos.