MENSAJE DEL COMANDANTE

En primer lugar quiero agradecer a Dios por permitirme el privilegio y el alto honor de dirigir ésta gran embarcación, como lo es la Base Naval de Puerto Castilla, con rumbo seguro, en busca del cumplimiento de las misiones encomendadas a esta Unidad Naval buscando en todo momento el mejoramiento de las capacidades de este engranaje de la Fuerza Naval de Honduras, pero sobre todo, desarrollando y manteniendo lo más valioso de nuestra Fuerza Naval que se llama Recurso Humano.

Esta Unidad Naval realiza tareas multifuncionales, las que han sido agregadas con el pasar del tiempo, pero estoy seguro que con la guía de Dios y el trabajo de cada uno de los Oficiales, Marinos, Infantes de Marina y Personal Auxiliar asignado a esta Unidad, considero que estamos listos para aceptar el reto y el desafío que esto involucra, lo que nos incita a fortalecer y multiplicar los resultados que a través de nuestra gestión podamos lograr.

Es propicia esta ocasión para enviar un sincero y fraternal saludo a toda la tripulación a bordo de esta embarcación y se les exhorta a continuar con su formación profesional, personal y militar, para que contribuyan con el desarrollo de su familia y de la Fuerza Naval.