MENSAJE DEL COMANDANTE

En primer lugar, con toda humildad agradecer a Dios porque sin su voluntad nada puede ser posible, así mismo por la oportunidad que me brinda de comandar la Base Naval de Caratasca, por permitirme tener bajo mi mando esta unidad naval comprometida en su lucha por reducir los niveles de criminalidad en el mar caribe como el tráfico ilícito de droga, armas, combate a la pesca ilegal, entre otros, en nuestras aguas jurisdiccionales.

Mi rumbo es dirigirme a puerto seguro de cumplir todas las tareas que se nos encomienden, afrontar y solucionar todas las adversidades que se nos presente en el camino, teniendo en mente que el trabajo en equipo es el que hace la diferencia ya que solo de esa forma lograremos el éxito de la misión.

Me siento muy honrado al estar dirigiendo los destinos de esta unidad naval que constituye un factor muy importante en el desarrollo y seguridad de nuestro país, trabajando mano a mano, hombro a hombro con todo el personal bajo mi mando desde Oficiales, Suboficiales, Marinos e Infantes de Marina y personal Auxiliar que me acompañan firmemente para lograr las metas y objetivos propuestos.


Para finalizar incentivo a toda mi tripulación, a seguir adelante, trabajar con nuevos brillos, nuevas ideas, con mayor impulso en pro de la población hondureña, por ende, de la Fuerza Naval de Honduras y de nuestro país, adelante guardianes de las costas y mares.