Fuerza Naval finaliza con éxito la misión encomendada en el proceso electoral 2021

Por tierra y mar, la Fuerza Naval de Honduras cumplió con la misión establecida a las Fuerzas Armadas en el artículo 272 de la Constitución de la República, en la custodia, trasladó y vigilancia de 2,800 maletas electorales en siete departamentos de Honduras.

2,095 maletas electorales, 649 kits tecnológicos y 68 maletas de contingencia fueron distribuidos en 566 centros de votación en 29 municipios de los departamentos de Francisco Morazán, Cortés, Atlántida, Valle, Colón, Islas de la Bahía y Gracias a Dios.

En Francisco Morazán, el Estado Mayor General Naval y Cuartel General tuvo bajo su responsabilidad 194 maletas en 58 centros de votación de los municipios de Lepaterique y Talanga.

La Base Naval de Puerto Cortés y la Escuela de Formación para Sub Oficiales Navales trasladó 1,062 maletas en 156 centros de votación en los municipios de Puerto Cortés, Omoa y Choloma.

El Primer Batallón de Infantería de Marina, Fuerzas Especiales Navales, Escuadra Naval y la Academia Naval de Honduras, llevaron a los municipios de La Ceiba y Jutiapa, departamento de Atlántida, 557 maletas a 97 centros de votación.

En el departamento de Colón, el Complejo Naval de Puerto Castilla desplazó 345 maletas electorales en los 88 centros de votación ubicados en los municipios de Santa Rosa de Aguan, Iriona, Limón, Santa Fe, Bonito Oriental, Balfate y Sabá.

En la zona Insular, la Base Naval de Guanaja en coordinación con la Escuadra Naval resguardaron 22 centros de votación con un total de 180 maletas en los municipios de Roatán, José Santos Guardiola, Guanaja y Útila.

Mientras que la Base Naval de Caratasca movilizó 226 maletas a 58 centros de votación en seis municipios del departamento de Gracias a Dios. Y la Base Naval de Amapala distribuyó 250 maletas en cinco municipios del departamento de Valle, en la zona del Golfo de Fonseca y Océano Pacífico.

La Fuerza Naval de Honduras dispuso del recurso humano, vehículos y unidades de superficie para movilizar el material electoral y cumplir de esta manera con un mandato constitucional y que los hondureños ejercieran el deber ciudadano de elegir a las próximas autoridades que los gobernarán por los próximos cuatro años.